26 ago. 2013

Dos Hermanas Reloaded

Por aquello de recuperarnos del parón veraniego y volver a la carga... Acabo de actualizar la agenda con la primera de las citas confirmadas para este otoño-invierno: concretamente será los días 25 y 26 de octubre, en el VIII Encuentro de literatura fantástica de Dos Hermanas (Sevilla). Ya es la segunda vez que participo en este encuentro (la tercera que me asomo por Dos Hermanas para asistir), y os aseguro que es un fin de semana estupendo, lleno de risas, libros y gente extraordinaria. Yo tengo "actuación estelar" el sábado 26, de 18:30 a 20:00h, en una mesa redonda que compartiré con compañeros del calibre de Carlos Sisí, Teo Palacios y Susana Vallejo =D

Podéis ver el programa completo aquí ;)

19 ago. 2013

Volvemos al Celsius

Os dejo aquí la conferencia-presentación-cosa de El sueño de los muertos en Avilés, en el Festival Celsius 232 (2 de agosto de 2013). La grabó el responsable del blog Donde termina el infinito (con quien además tuve la oportunidad de charlar un rato y es un tío estupendo de la cabeza a los pies, dicho sea de paso). Tendréis que perdonarme el jeto de sueño (los festivales culturales es lo que tienen, que dormir, duermes poco xD) y los pelacos de ni pa ti ni pa mí (acostumbrada a la sequedad de Madrid y Mérida, no tengo narices a peinarme en un clima tan húmedo como el de Avilés =/ ayns). Me gusta la conferencia porque, gracias al conductor-presentador, tratamos temas muy curiosos que no se han tratado en muchas presentaciones o conferencias =D

18 ago. 2013

La vuelta al redil

Ya se han acabado mis veinte diítas de vacaciones =/ sí, incluyo los días que estuve en Avilés asistiendo al Celsius 232 porque no los puedo considerar días de trabajo los mire por donde los mire. Vale, presenté mi novela, firmé libros, charlé con lectores y con otros autores y todas esas cosas que se supone que forman parte del "ello" promocional del "ello" de ser escritor, pero es que lo pasé tan bien que ni se me pasa por la cabeza decir que estuve trabajando. No señor: estuve disfrutando cada minuto, y esos cinco días se me hicieron cortos como cinco minutos. O como cinco segundos. No sé. ¡Abercrombierrrrrl!

Claro que, bien pensado, también disfruto mientras trabajo escribiendo. Quizá por eso estos quince días, que en teoría estaban pensados para ser dos semanitas de cero patatero, he buscado tiempo (y, lo más extraño, lo he encontrado) para seguir con la escritura de la novela que tengo entre manos en estos momentos. Sí, ha sido poquito lo que he hecho (no ha llegado a las 9.000 palabras), pero ya es mucho, muchísimo más de lo que tenía previsto hacer. Si es que cuando una historia te engancha de verdad ni las noches sin dormir, ni el exceso de copas, ni la peor de las resacas pueden apartarte tantos días del teclado.

Os cuento esto por si alguno andaba un poco preocupadillo al ver que el marcador ese que hay ahí arriba, el del proyecto que estoy desarrollando ahora mismo, se había quedado clavado y no se movía. No se movía porque yo no tenía conexión a internet, no porque no siguiera adelante =) aún me queda mucho de Títeres del Azar por contar, pero la novela avanza, y dentro de muy poquito seguro que podré deciros que he terminado el primer borrador. Vale, luego queda mucho trabajo por hacer antes de que caiga entre vuestras zarpas, pero al menos ya sabéis que sigo trabajando, que sigo adelante con el proyecto de Ridia, que no he aparcado los demás proyectos y que no me he liado la manta a la cabeza (cosa que, veraneando en Soria, tampoco habría sido tan extraña) y me he fugado a Burkina Fasso a vivir del cuento con un nombre falso ni nada por el estilo =)

Y como no tengo ninguna foto de las vacaciones en mi pueblo (ninguna que pueda enseñar, quiero decir xD) pues os pongo esto, que viene siendo una postalica bien mona con una frase sacada de El sueño de los muertos que, sin embargo, se puede considerar un anuncio-previa de mi próxima novela. Para que luego digáis que no os cuido ;)


5 ago. 2013

Festivaleando

Bueno, pues ya se ha acabado el Celsius 232 de este año =( Da mucha penita despedirse de Avilés y de la gente estupendísima y maravillosísima que ha pululado por allí estos últimos días, aunque aquí el que no se consuela es porque no quiere: ¡Ya falta menos para el Celsius del año que viene! =D

Os dejo unas cuantas fotitos para que os hagáis una idea de lo que ha habido por allí. Son pocas, porque la verdad es que no soy mucho de andar por ahí con la cámara (normalmente disfruto tanto del momento que se me olvida hacer fotos, y luego lloro porque no tengo ninguna... soy un desastre). Sólo comentaros que el festival ha sido increíble, que la organización ha sido extraordinaria, los compañeros con los que he convivido magníficos, los lectores y asistentes genialérrimos, y que no sólo me ha parecido estupendo porque la presentación de El sueño de los muertos fue MUY bien (para que os hagáis una idea, me tocó a primerísima hora de la mañana y un día de diario... y aun así no había sillas libres :O) o porque he tenido que repartir sugus y firmas a bastante gente fuera del "horario oficial" (eso también cuenta, que te busquen fuera de la carpa para que firmes un ejemplar es una sensación estupenda =D), sino porque ha sido así en general con todos los autores que estábamos invitados al festival. Mucha gente, muchas ventas, mucho interés, y sobre todo muy buen rollo. El fantástico español, digan lo que digan, está tirando para arriba =D y no, no es una esperanza mía, es que es así y punto. Y ya iba siendo hora ;)

Oh, una cosa más: si me veis por las redes sociales gritando "¡Abercrombieeeerrrrll!" como un orco medio ebrio, no os asustéis. Es el grito de guerra del festival. Básicamente porque Joe Abercrombie es un catacrocker, y en ese término incluyo no sólo sus libros sino a él mismo en su mismidad xD