5 nov. 2013

Titiriteando

Una buena noticia =D Acabo de terminar la tercera novela de la saga del Segundo Ocaso (la cuarta ambientada en Ridia, contando con La Elegida de la Muerte). Han sido cinco meses (efectivos; en tiempo real, un año clavao :P) de escritura, durante los cuales me he peleado con seis subtramas diferentes para crear una especie de puzzle, o collage, o pintura impresionista a base de manchas, y conseguir que al final todas esas manchas o piezas o cachejos de cartulina conformasen una historia completa: la historia de la novela que sigue a La Elegida de la MuerteEl sueño de los muertos y Entre las dos orillas para desarrollar un capítulo más de la historia completa, que como ya os he dicho en alguna ocasión constará de seis novelas.
Seis subtramas. Tres partes y un epílogo. La friolera de 347.028 palabras (mucho, muchísimo, demasiado; para que os hagáis una idea, El sueño de los muertos rozaba las 200.000). Obviamente esto sólo es el primer borrador: ahora vendrá el ratito de "dejarla reposar", y el repaso, corrección, poda, chapa y pintura. Tendré que dejarla en una longitud más normal, y asegurarme de que no hay ningún error ni en las tramas ni en la continuidad ni en la prosa. Es decir, me queda mucho trabajo por delante; pero lo gordo, lo básico, lo fundamental, está hecho. Ahora viene lo divertido: coger un palo (¡Un palo! ¡Un paloooooooooo! xD) y desbastarlo, rebajarlo, afilarlo, lijarlo, pulirlo, barnizarlo, hasta conseguir una lanza. O una novela, en este caso ;)








No hay comentarios :

Publicar un comentario