5 ago. 2013

Festivaleando

Bueno, pues ya se ha acabado el Celsius 232 de este año =( Da mucha penita despedirse de Avilés y de la gente estupendísima y maravillosísima que ha pululado por allí estos últimos días, aunque aquí el que no se consuela es porque no quiere: ¡Ya falta menos para el Celsius del año que viene! =D

Os dejo unas cuantas fotitos para que os hagáis una idea de lo que ha habido por allí. Son pocas, porque la verdad es que no soy mucho de andar por ahí con la cámara (normalmente disfruto tanto del momento que se me olvida hacer fotos, y luego lloro porque no tengo ninguna... soy un desastre). Sólo comentaros que el festival ha sido increíble, que la organización ha sido extraordinaria, los compañeros con los que he convivido magníficos, los lectores y asistentes genialérrimos, y que no sólo me ha parecido estupendo porque la presentación de El sueño de los muertos fue MUY bien (para que os hagáis una idea, me tocó a primerísima hora de la mañana y un día de diario... y aun así no había sillas libres :O) o porque he tenido que repartir sugus y firmas a bastante gente fuera del "horario oficial" (eso también cuenta, que te busquen fuera de la carpa para que firmes un ejemplar es una sensación estupenda =D), sino porque ha sido así en general con todos los autores que estábamos invitados al festival. Mucha gente, muchas ventas, mucho interés, y sobre todo muy buen rollo. El fantástico español, digan lo que digan, está tirando para arriba =D y no, no es una esperanza mía, es que es así y punto. Y ya iba siendo hora ;)

Oh, una cosa más: si me veis por las redes sociales gritando "¡Abercrombieeeerrrrll!" como un orco medio ebrio, no os asustéis. Es el grito de guerra del festival. Básicamente porque Joe Abercrombie es un catacrocker, y en ese término incluyo no sólo sus libros sino a él mismo en su mismidad xD


















No hay comentarios :

Publicar un comentario